Noticias

Home Image

18 de mayo de 2021

La llegada de la firma electrónica al sector inmobiliario

Índice de contenidos

La firma electrónica muestra grandes beneficios para el sector inmobiliario. ¿Qué es? ¿Cómo funciona? Seguí leyendo para más información

Las transformaciones que se dieron en el sector inmobiliario a causa de la crisis sanitaria son enormes. Por un lado, impulsó el desarrollo de nuevas tecnologías y, por el otro, reconfiguró el uso de tecnologías que ya existían.

Un ejemplo claro es la firma electrónica, utilizada para la formalización de contratos. La llegada de esta tecnología al sector permitió la simpleza y rapidez de uno de los procesos más importantes del sector: la compra y venta.

La firma electrónica significó el último paso para la digitalización completa del proceso de compra o venta de un inmueble, que ya disfrutaba de los recorridos virtuales, transacciones monetarias y envío de documentos.

Si bien vino a solventar un gran problema que surgió durante la pandemia, es decir, el contacto social, la firma electrónica demostró tener otros grandes beneficios para el sector: como la aceleración y efectividad de los procesos.

¿Qué es la firma electrónica?

La firma electrónica es un conjunto de datos digitales, que identifican al firmante y que están asociados a un documento. A pesar de tener la misma validez que la firma en papel, la electrónica incluye varias tipologías con distinto grado de seguridad para identificar como único a un firmante.

Lo mejor de la firma electrónica es que el cliente puede recibir por mail los documentos y firmarlos desde cualquier dispositivo sin descargar ningún software.

¿Cómo funciona?

La firma digital se realiza en tres paso:

1. En el documento se aplica un algoritmo matemático para crear una huella digital llamada hash, que es lo que identifica al documento como único.

2. El hash se encripta usando la llave privada del firmante.

3. El hash que fue encriptado y la firma pública del firmante, se combinan en una electrónica que se agrega al documento.

Tipos de firma electrónicas

Hay tres modalidades de firmas electrónicas que van de menor a mayor grado de identificación de una persona:

+ Firma simple: consiste en la asociación entre el documento a firmar y el firmante mediante un medio como los es el mail o teléfono.

+ Firma avanzada: el firmante se asocia de forma única con su firma, mediante un método de identificación biométrico, como lo son los trazos (al igual que la firma de papel).

+ Firma calificada: es la que mayor seguridad tiene, ya que se emplea un certificado facilitado por un proveedor público o privado.

Ventajas de la firma electrónica

+ Rapidez y simpleza: Con la firma electrónica las inmobiliarias se olvidan de lo tedioso que suele ser la firma de un contrato por parte del cliente.

+ Mejora la experiencia de compra: el cliente prioriza y valora a aquellas empresas/marca/ negocios que le brinde soluciones de forma rápida y sencilla. Entonces la firma electrónica permite facilitar al máximo las gestiones, lo que favorece a la satisfacción del cliente.

+ Ventaja frente a la competencia: adoptar estos tipos de tecnologías permite marcar un gran diferencial con respecto a otras empresas del sector inmobiliario. Si se responde a las demandas del cliente de forma rápida y cómoda, la empresa logrará sacar ventajas competitivas.

+ No admite errores: muchos de los contratos y acuerdos que se firman, suelen tener muchas páginas, lo que da más lugar a errores, como hojas sin firmar o campos sin rellenar. Con la firma digital, es necesario que todos los campos sean llenados y hojas firmadas para que se finalice el acuerdo.

+Seguridad: todo lo digital todavía genera cierto grado de inseguridad en las personas, por lo que muchos prefieren el papel. Aunque se deja de lado, que un documento puede perderse o alguien puede suplantar la identidad de otro. En este sentido, la firma digital aporta la misma, incluso mayor validez que los documentos firmados en papel, ya que están respaldados por softwares de máxima seguridad.

+Firmantes múltiples: conseguir que distintos clientes firmen un contrato o acuerdo puede llevar mucho tiempo. La firma electrónica viene a optimizar este proceso, porque permite añadir distintos firmantes en un mismo documento y establecer órdenes automáticos.

+ Ahorro de recursos y cuidado del medio ambiente: gracias a la firma electrónica, reducimos enormemente el uso de papel. Esto ayuda un montón al medio ambiente y le aporta la sustentabilidad que se busca hoy en día en muchas empresas. También significa el ahorro de tiempo, dinero y recursos.

¿Dónde se utiliza la firma electrónica en el sector inmobiliario?

La firma electrónica puede utilizarse en distintas operaciones:

+Firma de contratos de reserva: permite formalizar contratos de reservas de viviendas en venta para dejar sentado las obligaciones de ambas partes.

+Firma de contratos de compraventa: permite formalizar este tipo de contratos, así como también adjuntar de una manera más sencilla y económica toda la documentación asociada.

+ Firma de escrituras públicas: Existen escrituras públicas firmadas por medio de la firma electrónica que ya fueron aceptadas por la Administración. Esto supone un gran salto cualitativo en el proceso de compra ya que permite formalizar contratos asociados a una hipoteca.

+ Firma de contratos de alquiler: La firma electrónica se puede aplicar también a este tipos de contratos, sin importar su tipo y duración.

+ Firma de pólizas de hogar: Al comprar una vivienda mediante un préstamo,es obligatorio firmar las pólizas del seguro del hogar y, gracias a la firma digital, puede hacerse de forma digital.

La firma electrónica, que si bien apareció en una situación crítica, demostró que es una tecnología con grandes beneficios para el sector inmobiliario y, en cuestión de tiempo,los clientes comenzarán a priorizar este tipo de herramientas a la hora de hacer transacciones.