Noticias

Home Image

06 de abril de 2021

El saldo de la pandemia en el mercado inmobiliario en Argentina

Índice de contenidos

¿Cuál es el estado del mercado inmobiliario en Argentina tras la pandemia? Hacemos un recorrido por los nuevos cambios y transformaciones

A un año del inicio de la pandemia, cuarentenas y restricciones, comienzan a surgir muchas preguntas en torno al futuro de nuestros proyectos y una de ellas es ¿Cuál es el estado actual del mercado inmobiliario en argentina?¿Nos conviene invertir?

Cuando hablamos de invertir en el sector inmobiliario nos referimos tanto al suelo urbanizable, como a viviendas o edificios. Pero, ante tantas incertidumbres por el coronavirus, el mercado inmobiliario en Argentina hoy no es tan claro como antes.

La realidad es que hay ciertos inmuebles más ganadores que otros, pero nada asegura que lo sean por mucho tiempo y, justamente, esto es lo que sucede en épocas de incertidumbre. Hagamos un análisis del panorama actual.

¿Cómo está el mercado inmobiliario hoy?

El mercado inmobiliario tuvo que adaptarse a los cambios que trajo consigo la pandemia. Incluyó nuevas tecnologías, encontró nuevas formas de invertir y vender, modernizó su funcionamiento, etc.

Cada tipo de inmueble fue afectado de distinta manera y esto tiene que ver con las formas en que el ser humano continuó su vida cotidiana en cuarentena. Por ejemplo, el trabajo remoto surgió como nueva modalidad de trabajo, así como las páginas online se transformaron en la principal forma de venta.

Veamos en detalle cada caso:

Oficinas y locales

Como dijimos, el trabajo remoto y la venta online vinieron a transformar para siempre las formas de trabajo y consumo de las personas. Si bien, los locales y oficinas no van a dejar de existir, también es una realidad que cada vez van a ser menos necesarias.

La pandemia nos enseñó que hay cosas que son más simples de lo que pensábamos y pueden hacerse desde casa. La tecnología influyó mucho en esta cuestión, porque facilitaron las conexiones y relaciones entre personas.

Entonces nos preguntamos ¿las oficinas y locales son los perdedores de esta pandemia? En verdad en muchos casos son sumamente necesarios y la realidad es que, por otro lado, la pandemia también demostró que hay cuestiones que no pueden manejarse puramente online.

Por lo tanto, no desaparecerán en su totalidad, sino que habrá una readaptación de las necesidades en base a esta nueva realidad. Muchas empresas ya lo están haciendo al plantear días y horarios flexibles de trabajo.

Residencias familiares

Los inmuebles que se usan como vivienda, a nivel económico, nunca van a ser afectados en su totalidad porque son bienes esenciales para la vida del ser humano. Siempre van a estar en constante demanda.

Lo que sí puede pasar, es cambien los requisitos o exigencias de las personas a la hora de invertir en este tipo de inmuebles, tal como pasó con la pandemia.

La cuarentena nos demostró la importancia de los espacios verdes y ambientes al aire libre. Necesitamos de estos lugares para mejorar nuestra calidad de vida y está comprobado por estudios que son vitales para la salud.

Además, el COVID-19 impactó directamente a nivel conciencientización. Ante los cambios positivos que hubo en el planeta, como la disminución de la contaminación, durante los meses de confinamiento, las nuevas generaciones comienzan a buscar viviendas más sustentables.

En este sentido, el sector inmobiliario, una vez más, deberá adaptar su oferta a la demanda de los consumidores.

Incluso, podría decirse, que los countries cerrados y zonas alejadas de los centros urbanos, fueron las que más ganaron durante la pandemia. Se registraron mayores ventas de casas y lotes con jardín.

Industrias y logística

El impacto en los bienes no fue tan negativo. Como durante la cuarentena se interrumpieron las cadenas de distribución y abastecimiento, los fabricantes comenzaron a valorar más el almacenamiento.

Ahora se vuelve fundamental tener un stock abundante para no parar la producción y poder seguir vendiendo. Además tras la escasez de los suministros por el corte de las rutas nacionales e internacionales, es posible que se opte por tener más bases industriales en los distintos países.

Entonces, una vez más el COVID-19 planteó la necesidad de hacer cambios para mejorar aún más el sector industrial. Por lo tanto, esto impacta directamente en el mercado inmobiliario, porque se comienza a pensar una expansión de las industrias en distintos territorios.

Mercado inmobiliario hoy: ¿Cuáles son los pro y los contras?

Contras

La incertidumbre es la principal desventaja. Estamos esperando a que en algún momento la pandemia termine, la economía se recupera y la vida vuelva a la normalidad. Pero con el paso del tiempo, nos dimos cuenta que lo “normal” nunca más va a ser lo normal y que, por ahora, la pandemia llegó para quedarse.

Frente a esta situación, al sector se le complica mucho pensar y planificar a futuro y esto se evidencia en los mismo contratos de alquiler. Por ejemplo, muchos incluyen cláusulas para que en caso de Covid19 u otra pandemia puedan ser renegociados las condiciones del mismo.

Pros

Por el otro lado, la gran ventaja de la pandemia, fue la reactivación misma del sector pensando en nuevos horizontes y posibilidades.

Como vimos, comienzan a pensarse los alquileres desde una perspectiva diferente, modificando la oferta y los contratos, las viviendas se readaptan a las nuevas necesidades de los habitantes, donde la tecnología y la sustentabilidad toman un lugar preponderante, y por último, surgen nuevas formas de invertir en las que cada vez más se piensa en la seguridad y rentabilidad de la inversión, como lo es el crowdfunding.

Crowdfunding y el mercado inmobiliario en Rosario

El crowdfunding se posicionó como una de las grandes formas de invertir en el mercado inmobiliario en Rosario, como en el resto del país.

Argentina se caracteriza por ser un país con mucha incertidumbre. La constante fluctuación y la famosa devaluación, ha llevado a todos los argentinos a perder la confianza en su moneda y, por lo tanto, en su economía.

En este sentido, el crowdfunding se convierte en una de las formas más seguras y rentables de invertir. Ahora no solo los grandes inversores podrán poner a trabajar sus ahorros, sino que también los pequeños y medianos inversores.

Por lo tanto, esta es una oportunidad de negocio que ganó prestigio en el último tiempo, ya que permite ingresar al mercado con montos mínimos, donde la inversión es en metros cuadrados y ladrillos.

En Rosario, el crowdfunding en el mercado inmobiliario comenzó de la mano de Custominvest. Es una plataforma que resguarda tu capital en ladrillos y te garantiza la rentabilidad.

El mecanismo consiste en invertir un monto mínimo de dinero, que tiene un equivalente a metros cuadrados de un departamento. Una vez hecha la transacción, el inversor pasa a ser dueño de esa proporción.

Esto es posible gracias a la suscripción a un boleto de compraventa. Se aportan los derechos y acciones del mismo a un fideicomiso para su transparente administración, protección y resguardo de su capital. Al momento de la firma, se hace entrega de un certificado que avala la inversión hecha.

La inversión genera beneficios mensuales inmediatos durante los dos años de obras. Una vez terminada la construcción, el inversor participa en un pool de alquiler temporario, obteniendo rendimientos mensuales durante dos años. Luego de este plazo, en el momento óptimo de apreciación, la unidad es vendida y la ganancia es repartida entre los inversores.

Más aún, en Custominvest, podrás reinvertir en otros proyectos que se ofrezcan en ese momento con el sistema tradicional o colectivo. La inversión puede ser en dólares o pesos, asegurando la protección de tu ahorros al obtener los ingresos en dólares.

En conclusión el crowdfunding en el mercado inmobiliario en Argentina es una consecuencia directa de la adaptación que hizo el sector frente a la pandemia. Nos demostró que muchas veces se necesitan situaciones extremas para darnos cuenta que tenemos que hacer cambios para mejorar cada vez más.