Noticias

Home Image

30 de junio de 2021

9 Reglas para invertir en el mercado inmobiliario con éxito

Índice de contenidos

¿Querés invertir en el mercado inmobiliario con éxito? Te dejamos 9 reglas que todo inversionista deber saber

Cuando hablamos del mundo de las inversiones es muy difícil encontrar ciertas normas o parámetros que la rijan. La verdad es que depende de muchos factores y algunos están fuera de nuestro alcance o no tenemos el poder para incidir en ellos.

Si bien existe la suerte de principiante, un error muy grande es creer que el éxito es algo fácil y rápido. Por el contrario, los grandes inversionistas son aquellos que aprendieron de las experiencias buenas como malas.

También es un error pensar que las cosas se dan por sí solas. Cualquier inversionista con experiencia te dirá que el triunfo depende de la capacidad de crecer y aprender de cada uno de los proyectos en los que se invierte y de sacar conclusiones que permitan mejorar en un futuro.

No existe ninguna recta única, así como también cada inversionista tiene sus secretos. Como dijimos, es difícil establecer reglas definitivas para un mundo tan cambiante, pero creemos que hay ciertos criterios que uno puede implementar para mejorar en cada inversión que hagas.

¿Cómo invertir en el mercado inmobiliario con éxito?

Les dejamos 9 reglas:

1. Autoaprendizaje

El conocimiento es lo más valioso de todo. Sin él, está condenado a seguir los consejos de otras personas sin saber si son buenos o malos. Es el conocimiento lo que te ayudará a convertirte en más que un simple “buen inversor”, sino en un “gran inversor”. Cuanto más sepas sobre el tema y busques información, es más probable que desarrolles un ojo más crítico y analítico y encuentres oportunidades únicas.

2. Definí objetivos de inversión

Un objetivo no es lo mismo que un deseo; uno puede desear ser rico, pero eso no significa que haya hecho todo lo posible para hacer realidad su deseo. Definir objetivos de inversión claros y específicos se convertirá en tu mapa y plan de acción para convertirte en un gran inversor. De acuerdo a las estadísticas, es mucho más probable que consigas hacer mejores inversiones si escribís objetivos específicos y detallados.

Tus objetivos pueden estar relacionados con el número de propiedades en las que querés invertir, el rendimiento que querés que generen, el tipo de propiedad o la ubicación de cada una, etc.

3. Nunca especules

Lo mejor que podés hacer es invertir siempre con una perspectiva a largo plazo. Es normal dejarse llevar por especulaciones de ganancias rápidas a corto plazo o por mercados activos que experimentan rendimientos muy altos.

La realidad es que nunca se sabe cuándo un mercado alcanzará su punto límite y, por lo general, las consecuencias se ven de 6 a 9 meses después del hecho. Lo importante es que no tengas en mente solo la revalorización. Invertí sólo en proyectos en los que los números tengan sentido desde el principio.

4. No confíes 100% en el mercado

Argentina se caracteriza por tener una economía poco estable que impacta directamente en los distintos mercados, uno de ellos el inmobiliario. Cada mercado sube y baja de forma independiente debido a muchos factores, es por eso que hay que entender que hay momentos en los que tiene sentido invertir en un mercado concreto y otros en los que no. Lo más prudente es invertir sólo cuando tenga sentido hacerlo y tengas evidencia concreta que es un buen negocio.

5. Aplicar los conocimientos

Al seleccionar opciones de inversión, lo más importante es que empieces a elegir los mercados inmobiliarios que se ajusten y adapten a tus objetivos. Por ejemplo, muchos inversores, en el apuro, comienzan a analizar las propiedades sin tener en cuenta su ubicación, los impuestos, las vías de acceso, el barrio, etc., y en un futuro termina afectando la rentabilidad de la misma.

La realidad es que hay que tener muchos factores en cuenta a la hora de elegir donde invertir dinero, por eso, el conocimiento del contexto es clave. Un gran inversor conoce las necesidades, problemáticas y deseos de los consumidores actuales, así como también el futuro del mercado, y elige el proyecto de acuerdo a estos conocimientos.

6. Diversificación de la inversiones

Lo mejor que puede hacer cualquier inversor es diversificar sus inversiones, es decir, apostar por distintos proyectos al mismo tiempo y tener activos repartidos en diferentes centros económicos. La diversificación ayuda a reducir el "riesgo" en caso de que una inversión disminuya por cualquier motivo.

7. Tercerizar la gestión de la propiedad /p>

La gestión de una propiedad no es nada fácil. A menos que tenga una empresa dedicada a ello, lo recomendable es no autogestionar los inmuebles. La administración de propiedades es un trabajo complicado, que requiere un sólido conocimiento de las leyes sobre inquilinos y arrendadores, buenas habilidades de marketing y un gran don para tratar las quejas y excusas de los inquilinos.

8. Mantener el control

Todo gran inversor tiene el control de sus inversiones inmobiliarias, es decir, está al tanto de todas las novedades, avances, modificaciones, etc. que pueden ocurrir en cualquier proyecto de inversión. Un gran error es creer que las inversiones se manejan por sí solas, cuando en verdad para obtener una buena rentabilidad hay que estar informado de todo lo que sucede.

9. Confiá en tu instinto

A medida que vayas adquiriendo conocimiento sobre el mercado, es importante que comiences a confiar en tu instinto. Nuestra cabeza almacena todo lo aprendido en experiencias previas y a través de ellas que nos muestra el camino hacia inversiones futuras.

Invertir en el mercado inmobiliario depende en gran parte de todas aquellas pequeñas cosas que uno haga para ser mejor. Se trata de ser crítico y analítico de los resultados y aprender de los errores.