Noticias

Home Image

5 de Julio, 2020

El Crowdfunding inmobiliario
cobra cada vez más fuerza


No hay muchas opciones disponibles para quienes desean invertir su dinero sin exponerse a altos niveles de riesgo. El mercado financiero mundial y local parecen más inestables que nunca y es difícil encontrar alternativas de inversión sin grandes dosis de volatilidad.

No quedan muchas opciones para el inversor cauteloso, pero el crowdfunding inmobiliario es una de ellas. Ofrece una buena oportunidad para reducir el riesgo, invirtiendo pequeñas cantidades en uno de los mercados más estables: los ladrillos y el cemento.

Imagen de edificios

Los métodos tradicionales de inversión ahora vienen acompañados de factores de riesgo inaceptables, pero hay nuevos métodos -surgidos de la evolución de internet- que brindan soluciones alternativas que ayudan a reducir la incertidumbre. El crowdfunding inmobiliario es una de esas opciones, ofreciendo una forma más democrática de invertir en propiedades.

En cuanto a las inversiones tradicionales, las cuentas de ahorro en los bancos tienen tasas de interés que sólo superan marginalmente la tasa actual de inflación, lo que significa que no valen la pena. Ni mencionar el hecho de que los propios bancos no tienen un buen historial en términos de confiabilidad durante los últimos diez años, más o menos.

Colocar dinero en acciones y bonos es otro camino habitual, pero su obvia volatilidad plantea un grave problema para los inversores cautelosos. Un ejemplo son las acciones de Apple, que descendieron de US$228 a US$148 en cuestión de meses, entre 2018 y el año 2019, una situación de inestabilidad que pasa regularmente. El problema es que el éxito o el fracaso de la inversión, por lo general, se basa en las decisiones y en el rendimiento de un puñado de seres humanos (somos, después de todo, criaturas notablemente poco confiables).

El otro verdadero problema para la mayoría de las opciones de inversión tradicional es el costo inicial. Es necesario tener acceso por adelantado a cantidades importantes de capital para hacer realidad la inversión, en primer lugar, y montos seriamente grandes si se desea que la inversión tenga un rendimiento valioso.